Cómo hacer una huerta orgánica

Buenos días queridos lectores, hoy les traemos información de cómo hacer una huerta orgánica con tus propias manos. Tener una huerta orgánica en tu casa es una tendencia que cada vez crece mas y aquí queremos enseñarte a hacer una sin problemas. A continuación te contaremos algunos tips para crear una huerta orgánica y poder disfrutar de estos alimentos junto a tu familia.

¿Qué es una huerta orgánica?

Una huerta orgánica es un espacio de tierra en donde se siembran hortalizas, plantas aromáticas, legumbres, plantas medicinales, y frutas, con el principio basado en que las plantas deben seguir los procesos naturales de una, sin agregados químicos. Una huerta orgánica permite cultivar nuestros propios alimentos naturales y consumirlos. Existen muchas maneras de cultivar plantas orgánicas, pero a continuación les daremos unos consejos básicos que les serán de gran ayuda si están con la idea de crear una huerta orgánica con sus propias manos.

Consejos para crear una huerta orgánica sin problemas

Tener una huerta en tu casa puede resultar muy positivo para ti y para tu familia, ya que esta huerta te proveerá de alimentos naturales y orgánicos sin químicos. La jardinería orgánica significa que no se usará fertilizantes o plaguicidas sintéticos, pero eso no significa que las plantas se las arreglen solas. Hay una serie de herramientas que puede usar para reforzar la salud de las plantas y protegerlas de las plagas. La jardinería orgánica no se trata solo de lo que no se hace, se trata de tratar de fomentar un ecosistema más holístico y natural. Si tienes ganas de crear una huerta orgánica lo primero que piensas es en contratar a alguien especializado que te la haga, pero aquí queremos enseñarte que puedes crear tu propia huerta, sin la necesidad de contratar a un profesional.

Primer paso: preparar el suelo

Lo primero que debes hacer para hacer una huerta orgánica en tu casa es preparar el suelo para que puedas obtener los mejores resultados de tu huerta. Es importante asegurarse de que el suelo sea el correcto y beneficioso para nuestra huerta. El suelo debe contener los nutrientes y un ph necesarios para que las plantas puedan crecer perfectamente. Un buen suelo saludable ayuda a construir plantas fuertes y productivas. Los tratamientos químicos del suelo no solo pueden filtrarse en sus alimentos, sino que también pueden dañar las bacterias beneficiosas, los gusanos y otros microbios en el suelo. Existen kit especializados que te ayudan a medir los nutrientes y el ph del suelo.

El compost tambien es importante a la hora de crear nuestra huerta orgánica y hacerlo es muy facil. El compost alimenta a las plantas, ayuda a conservar el agua, y reduce las malezas. Es aconsejable extender el compost alrededor de las plantas, mezclarlo con tierra para macetas, y usarlo para reforzar las plantas cuando sea necesario. Las mejores formas de compost provienen de la proporción correcta de desechos orgánicos ricos en nitrógeno y carbono, mezclados con tierra, agua y aire. Para comenzar a hacer compost se debe medir un espacio de al menos tres pies cuadrados. Luego debe agregar capas alternas de material de carbono como hojas y recortes de jardín, y material de nitrógeno como restos de cocina y estiércol, con una fina capa de tierra en el medio. Después debe rellenar con unas pulgadas de tierra y mezclar. Agregar agua para mantener húmedo para fomentar la acción de los microbios. En tan solo dos meses su compost estará listo y podrá usarlo para su huerta.

Segundo paso: elegir las plantas correctas

Lo segundo que se debe hacer para hacer nuestra huerta orgánica es elegir las plantas que voy a plantar en mi huerta. Es importante saber que espacio tengo para hacer mi huerta y en función de ello elegir las plantas adecuadas. Es aconsejable elegir plantas que se ajusten bien a la luz, humedad, drenaje y calidad del suelo que vas a tener. La mayoría de los jardines tienen graduaciones en estas variables y es importante conocer a la perfección tus condiciones. Es aconsejable buscar plantas cultivadas sin fertilizantes químicos ni pesticidas en algún mercado local con variedades de plantas. Pero tambien debes saber que muchas cosas se cultivan mejor a partir de semillas, incluidos girasoles, cilantro, eneldo, guisantes dulces, calabaza y pepinos, entre otras.

Tercer paso: elegir el lugar adecuado para hacer la huerta

Elegir un lugar adecuado para su huerta orgánica es importante. Las camas elevadas requieren menos esfuerzo físico por parte del jardinero y también benefician a las plantas, proporcionando una mejor circulación de aire, más protección contra los fríos y un mejor uso del agua. Las camas elevadas también significan un pequeño jardín para los habitantes de apartamentos y otras personas con poco espacio disponible, ya que puede confiar en los contenedores y en los principios de la jardinería vertical.

Tercer cuarto: tener en cuenta el cuidado y el mantenimiento

Es importanet cuidar tu huerta y hacer un seguimiento para asegurarte de que todo va a la perfección y tener una buena cosecha. Uno de los conceptos clave es el riego de tus plantas, ya que es un nutriente fundamental para su crecimiento. La jardinería orgánica trata de usar el agua natural tanto como sea posible, maximizando el uso del agua subterránea y el agua de lluvia. Tambien es importante la luz que absorben las plantas, por lo que es importante tener en cuenta la exposición al sol que va a tener mi huerta. Otro aspecto importante del cuidado de la huerta es la protección contra las plagas de manera natural. Para ello es una buena idea cultivar plantas que disuadan las plagas cerca de las que las atraen.

No olvides dejar tu comentario a cerca de lo explicado en este blog…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *