Cómo cultivar azafrán en casa

Sin dudas el azafrán es uno de los condimentos más preciados

Azafrán: Orígen del condimento

El azafrán (Crocus sativus) es una planta originaria de Asia Menor utilizada desde la antigüedad como un condimento.La primera aparición del azafrán está documentada incluso en un antiguo papiro egipcio.

Desde el este, el azafrán fue importado a Europa por comerciantes árabes, primero en España y luego se extendió al resto del viejo continente.La leyenda dice que fue un monje abruzzese que importó azafrán por primera vez en Italia en el siglo XIV. Perteneciente a la familia Iridaceae, el azafrán está incluido en el género Crocus con otras 80 especies. La biología del azafrán hace que la planta se cultive en toda la cuenca mediterránea, Irán e India.

La planta de azafrán consiste en un bulbo compacto, de forma circular, del cual crecerán las hojas y las flores. De las flores se obtiene el estigma, la parte femenina de la flor que recibe el polen.Una vez secos, los estigmas de azafrán son la parte comercial utilizada en la gastronomía de todo el mundo.

Propiedades del azafrán

Se utiliza como una especia preciosa a los mejores restaurantes del mundo, el azafrán de calidad es muy caro y sofisticado, por la sencilla razón de que la parte utilizable es sólo una pequeña parte de la planta, y producir una cantidades comercialmente significativas necesitan mucho cuidado y el trabajo que empuja hacia arriba costos de producción.

El azafrán se asocia con numerosas propiedades tales como la ralentización del envejecimiento, la estimulación del metabolismo y las funciones digestivas, la reducción de la presión arterial y el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre.

El azafrán tiene un alto contenido en carotenoides como crocetin, crocina y picrocrocina, lo que le da a esta especia un alto poder antioxidante.

Obviamente, además de las propiedades químicas beneficiosas, el azafrán es apreciado por su sabor y aspecto particular utilizado en importantes recetas culinarias como el famoso “Risotto con azafrán”.

Cómo cultivar azafrán en casa

El azafán es una planta estacional y puede cultivarse como hobby o como una salida laboral de determinada estación del año. Tengamos en cuenta que la olanta de azafrán odia tierras muy húmedas. La tierra ideal para su cultivo es tierra arenosa-limosa  y lo ideal es a 500-700 metros sobre el nivel del mar, con lluvia media en período invernal y con verano seco. No le teme al frío invernal. No es una planta delicada y de acuerdo al hemisferio se planta, por ejempo, en el norte en julio/ agosto a una distancia considerable una de otra porque si los bulbos están muy cercanos será menor eñ crecimiento de la planta. Por eso hay que calcular una distancia de unos 20 cm. de un bulbo a otro. Hacia fines de agosto la fase vegetativa de la planta comienza, es así que el azafrán emite raíces y cerca de octubre se podrán ver las primeras hojas emerger del terreno. Hacia la mitad de otubre podremos ver los primeros brotes de las primeras flores de azafrán.

Las flores se abren rapidísimo, dentro de las 24 horas. Por eso hay que estar atentos porque con las primeras horas del alba, sin superar las 10 de la mañana , se deben recoger las flores delicadamente para evitar que se abran por completo con la consecuente ruptura del estigma.

La floración dura unos 10 días, que sería la fase más “caliente” del cultivo del azafrán. Una vez que se terminó con la recogida de las flores, se desprende el estigma del resto de la flor siempre en forma muy delicada. Se deberá secar el estigma para su conservación y para obtener ese condimento rojo tan característico que es el azafrán.

Pasada la floración, se deja la planta de azafrán hasta la primavera sucesiva, período ideal para realizar limpieza de hierbas ( o yuyos). Durante el período de reposo vegetativo de julio/ agosto se deberán recuperar excavando los bulbos de azafrán para limpiarlos y volverlos a plantar.

Obviamente que si se desea se puede cultivar azafrán en macetas, siempre cuidando de que los bulbos no estén demasiado juntos como hemos indicado. Una excelente opción para tener a mano para cocinar ya que son muchos los platos que pueden condimentarse con azafrán. Y el sabor del azafrán fresco es espectacular y más intenso que cuando se seca. Eso si, tengamos en cuenta que para obtener una cucharada grande de estigmas deberemos cultivar por lo menos 40 bulbos! Por eso su precio….

Cultivar azafrán para uso comercial

 

Si sos amante dle azafrán y te gusta la naturaleza, podés considerar cultivar azafrán para la venta, porque sabemos que es un condimento muy cotizado en el mercado de las especias. Por lo tanto si sos propietario de un pequeño terreno, podés proceder  a trabajarlo para cultivar azafrán. Obviamente te aconsejamos que comiences a cultivar como un hobby y mientras practicar .

 

Porque pensar en cultivar azafrán directamente pensando en venderlo puede ser un fracaso. Pero obteniendo experiencia y si se dan los medios adecuados,  puede ser un emprendimiento viable. Si la zona en que vivís se adapta para el cultivo del azafrán podés encarar realmente este emprendimiento. Desde ya que es una utopía cultivar azafrán pensando en que uno se convertirá en rico.

Son muchas las cosas que se deben tener en cuenta para el cultivo del azafrán. Una de ellas es la calidad de los bulbos para cultivar. Una buena idea es que el primer año se cultiven de diferentes cualidades de bulbos ( que varían también su costo) , para saber cuál es la calidad adecuada para el terreno que uno tiene.

Hay potenciales clientes del azafrán, especialmente los restaurantes y comercios donde venden especias. Obviamente que hoy día con las redes sociales rápidamente uno puede dar a conocer el producto. ¡Suerte a los que se animan a cultivarlo!

Vota este Artículo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.