Como cultivar lechuga en tu casa

Es posible que no sorprenda que la lechuga sea elegida con frecuencia para cultivar en tu casa, porque es un vegetal delicioso y que además que se consume mucho en diferentes ensaladas. La lechuga es un vegetal ideal para el jardín. Puedes meterlo en áreas pequeñas, crece fácilmente y le encanta el clima fresco. Hoy en este blog te regalaremos información muy práctica de cómo cultivar lechuga en tu casa, para que puedas animarte a tener tu huerta organica. Así que sigue leyendo este blog tan genial y descubre tips increíbles para que tu cultivo de lechuga sea perfecto.

Como cultivar lechuga en tu casa

La lechuga es una verdura anual fácil de cultivar. Considerada una cosecha de primavera y otoño, la lechuga prospera cuando las temperaturas oscilan entre 15 y 20 grados. Muchas variedades alcanzan la madurez en tan solo 30 días, y algunas incluso se pueden cosechar mucho antes. Desde las camas de su jardín hasta los contenedores del patio, estos sencillos pasos le proporcionarán una gran cantidad de verduras frescas para ensalada a lo largo de varias estaciones.

Cuando plantar lechuga

A la lechuga le encanta el clima fresco, por lo que es bueno comenzar a plantar lechuga de hoja, romana y de manteca tan pronto como se pueda trabajar el suelo en la primavera. Dependiendo de la variedad, la lechuga germina a temperaturas frescas. Si siembras lechuga en plantaciones sucesivas, con 10 a 14 días entre ellas, tendrás una cosecha prolongada. Para evitar el rayo de verano, deja de plantar un mes antes de que comiencen las temperaturas cálidas del verano. Comience a plantar lechugas de otoño a fines del verano para que alcance la madurez cuando el aire de otoño sea fresco.

Mirar aquí  Cómo cultivar arroz

La lechuga de cabeza generalmente se comienza en el interior o en un marco frío y se trasplanta en la primavera después de la última fecha de helada. Cultivar lechuga a partir de plántulas para el trasplante de principios de la primavera es una buena manera de comenzar la temporada de crecimiento.

Donde plantar lechuga

El lugar ideal para el cultivo de lechuga en primavera y otoño es en un lugar que reciba pleno sol. Si planeas cultivar lechuga durante el verano o en zonas cálidas de siembra, la sombra parcial puede proporcionar protección contra el calor. El cultivo de lechuga a partir de semillas a fines del verano puede requerir una generosa sombra artificial para ayudar a enfriar el suelo para la germinación. Una vez que los días se vuelven más frescos, se puede quitar la sombra para dar mucha luz solar a las plantas jóvenes de lechuga.

La lechuga crece mejor en suelos sueltos y frescos con buen drenaje. La adición de materiales orgánicos, como el compost o el estiércol, aumentará el drenaje, proporcionará nutrientes esenciales y mejorará las condiciones de crecimiento de la lechuga. La lechuga es sensible al pH bajo. La adición de cal puede ayudar a llevar el pH a al menos 6.0.

Cómo plantar lechuga

No toma mucho trabajo cultivar lechuga a partir de semillas. Las semillas de lechuga a menudo son bastante pequeñas y solo requieren una profundidad de siembra de ¼ a ½ pulgada de profundidad. Cultivar lechugas en hileras le da a su jardín un aspecto tradicional.

Mirar aquí  Cómo cultivar uvas

La distancia entre plantas para lechuga depende del tipo de lechuga que esté plantando. Al sembrar semillas directamente en el suelo, debes plantar aproximadamente 10 semillas por pie. Es importante espaciar sus filas de 12 a 18 pulgadas de distancia. Las plántulas de lechuga romana y manteca requieren de 6 a 8 pulgadas entre cada planta. Las plántulas removidas se pueden trasplantar o comer como deliciosas.

La lechuga de cabeza generalmente se cultiva a partir de semillas que comienzan en el interior durante el clima cálido para un jardín de otoño. Transplante la lechuga en hileras separadas de 12 a 18 pulgadas con 10 a 12 pulgadas entre cada planta.

Como regar la lechuga

El riego de la lechuga debe ser ligero, frecuente y consistente. El objetivo es simplemente mantener el suelo húmedo. Evitar regar con demasiada frecuencia: el riego excesivo conduce a la pudrición de la raíz, enfermedades y retraso en el crecimiento.

Protección contra enfermedades y plagas

Los pulgones pueden destruir fácilmente un parche de lechuga. Las hojas se curvan y se marchitan a medida que los nutrientes y el agua son absorbidos. Los pulgones también transmiten enfermedades y crean problemas de moho. Encontrarás estas molestas plagas blancas escondidas en el envés de las hojas de lechuga. No existe un insecticida sistémico para controlar los pulgones, por lo que su mejor opción es alentar a los depredadores naturales, como los escarabajos, o aplicar un jabón hortícola o aceite de neem.

Mirar aquí  Cómo sembrar zanahorias orgánicas en casa

Los caracoles, babosas y orugas también adoran la lechuga. Los insecticidas son una opción, pero las trampas, el cebo orgánico y la recolección manual proporcionan soluciones orgánicas a estas plagas comunes.

Si notas que tu lechuga comienza a dorarse y a doblarse, podría estar sufriendo una condición fisiológica conocida como tipburn. Tipburn a menudo se ve en la lechuga cuando la humedad no es constante. Simplemente recorte la lechuga dorada y comience un horario de riego constante.

No olvides dejar tu comentario acerca de lo explicado en este blog…