Cómo enmarcar cuadros y laminas: ideas paso a paso

Cualquier actividad manual puede ser encomendada a otra persona, sin embargo, los costos se elevan. Por tal motivo, siempre es valioso, además de gratificante, poder hacerlo con nuestras propias manos. A continuación, te presentamos cómo enmarcar cuadros y láminas variadas: ideas paso a paso. 

 

Paso a paso para enmarcar cuadros y láminas

Seguramente todos estaremos de acuerdo que una obra, una pintura, un título universitario o incluso el dibujo que hizo un niño con sumo denuedo adquiere relevancia si se encuadra. Sí, naturalmente, tendremos que saber dónde ponerlo, la importancia (o carencia de ella que tendrá), el tipo de marco, entre otras cuestiones; pero lo vital es que lo vamos a querer encuadras para luego poderlo colgar. A continuación te contamos paso a paso cómo enmarcar cuadros y láminas, de manera muy sencilla.

  • Dónde colocarlo: Este es el primer paso, hagas tú el encuadramiento de la obra o un tercero. Necesitas saber, de manera fundamental, dónde emplazarás el cuadro ¿En un salón? ¿En un dormitorio? ¿Tiene una expresividad más pública o privada? Aquí, aunque parezca tonto, existen un sinnúmero de variantes, ya que se debe observar el sitio donde los colocamos, si es grande o chico, si mucha gente tendrá acceso, el color de la pared, las dimensiones que determinarán un marco amplio a la hora de hacer un encuadramiento o pequeño, además del material del mismo propiamente dicho.
  • El color del marco: En este apartado existen dos opciones: si no se quiere complicar uno la existencia, es sabido que un marco negro o blanco queda por lo general siempre bien; sin embargo, si tomamos el derrotero un tanto más complejo, debes saber que los colores pálidos en la lámina se llevan muy bien con las tonalidades llamativas en el marco y lo mismo a la inversa.
  • El material del marco: No solo tenemos un color, sino también un material y esta no es una decisión trivial. Por ejemplo, el aluminio es un material algo más moderno, con capacidad de brillo, mayor duración sin enormes cuidados; pero siendo óptimo sobre todo para cuadros secundarios o pequeños. En cambio, la madera no solo da un aire acogedor, cálido y rústico en sentido positivo, sino que conlleva cuidados, es muy apta para la realización de molduras (relieves y formas sobre el marco) e ideal si pensamos en grandes cuadros, en sitios como un living, galerías o grandes salones.
  • Medir la lámina o contenido del marco: Todo continente tiene su contenido y así podemos pensar la relación cuadro-marco. Por lo tanto, es vital saber la medida exacta de la lámina, para realizar un correcto enmarcado ¿Le haremos un passe-parteut? Ese famoso espacio entre la lámina y el marco, generalmente de color, sirve para dar un corte al material, pero también resaltarlo. Decisiones medulares si queremos enmarcar un cuadro correctamente.
  • En caso de encuadrar de manera casera: Esta posibilidad es para aquellos que no solo quieren saber cómo enmarcar, sino que quieren realizar el mismo marco. Sin entrar en enormes detalles, se tiene que tener en claro que las medidas de la lámina a encuadrar deben ser exactas y que cualquier corte a realizar debe llevarse a cabo por medio de ingletes, ya que solo de estar forma se puede obtener un corte preciso, con ángulos perfectos como cualquier cuadro comporta. Asimismo, será vital si elegimos o no tener un cuadro con passe-parteut, ya que también determinará las dimensiones del marco, del cristal que lo cubra y el recubrimiento posterior, que suele llamarse tablero o trasera (la cobertura detrás del cuadro). Por último, rebajadores ayudarán a hacer una moldura en el marco. Como se vislumbra, realizar el marco conlleva variadas herramientas y tiempo.
  • Ensamblar: Una vez que has cortado las molduras, vas a tener que unir cuatro piezas, con lo cual conviene utilizar un rotulador, ya que sirve como igualador en la zona de cortes ¿Y las uniones? Se producen con cola, pero también ayuda mucho el uso de clavos perfectamente dispuestos.
  • Cortar el cristal y la zona trasera: Sabiendo las medidas, se debe cortar el cristal (en realidad, se hace una línea fina que después permite la rotura) y también la zona trasera, ya que servirá para cerrar la parte posterior. Todo con las medidas más exactas posibles.
  • Coloca el cuadro o lámina: Si las medidas son exactas, no tienes que tener problema en la colocación del contenido o lámina. Naturalmente, la lámina estará recubierta con el cristal y por último se emplazará la zona posterior, para sellar todo. Suele pegarse con cinta adhesiva al cuadro en la trasera o zona posterior.
Mirar aquí  Cómo mezclar pinturas para hacer marrón