Cómo hacer bloques de cemento, concreto u hormigón

Buenos días queridos amigos, en esta oportunidad les traemos información acerca de cómo hacer bloques de cemento, concreto u hormigón, para usar en distintas cosas. Un bloque de concreto se usa principalmente como material de construcción en la construcción de muros. A veces se lo llama unidad de mampostería de concreto. Así que si quieres hacer tus propios bloques de concreto, es una buena idea seguir leyendo este blog en el que te vamos a contar como hacerlo.

¿Qué es un bloque de concreto?

Un bloque de concreto es uno de varios productos prefabricados de hormigón utilizados en la construcción. El término prefabricado se refiere al hecho de que los bloques se forman y se endurecen antes de que se traigan al sitio de trabajo. La mayoría de los bloques de concreto tienen una o más cavidades huecas, y sus lados pueden estar lisos o pueden tener un diseño. En uso, los bloques de hormigón se apilan uno a la vez y se mantienen unidos con mortero de hormigón fresco para formar la longitud y la altura deseadas de la pared.

¿Quiénes fueron los primeros en usar bloques de concreto?

Los romanos utilizaron el mortero de cemento ya en el año 200 a. C. para unir piedras con formas juntas en la construcción de edificios. En el año 37-41 d. C. se usaron pequeños bloques de hormigón prefabricado como material de construcción en la región que rodea al actual Nápoles, Italia. Gran parte de la tecnología concreta desarrollada por los romanos se perdió después de la caída del Imperio Romano en el siglo quinto, y no fue sino hasta 1824 que el cantero inglés Joseph Aspdin desarrolló el cemento portland, que se convirtió en uno de los componentes clave del hormigón moderno.

El primer bloque de hormigón hueco fue diseñado en 1890 por Harmon S. Palmer en los Estados Unidos y después de 10 años de experimentar, Palmer patentó el diseño en el año 1900. Estos bloques tenían 20,3 cm por 25,4 cm por 76,2 cm, y eran tan pesadas que para levantarlos tenían que usar una pequeña grúa. Antiguamente la producción de bloques de cemento se realizaban a mano. En la actualidad, la fabricación de bloques de hormigón es un proceso altamente automatizado que puede producir hasta 2.000 bloques por hora.

¿Cómo hacer bloques de concreto?

Si quieres hacer bloques de concreto a continuación te contaremos cuales son ls materiales que vas a necesitar y te contaremos como son los pasos a seguir para lograr hacerlo. El concreto comúnmente usado para hacer bloques de concreto es una mezcla de cemento portland en polvo, agua, arena y grava. Esto produce un bloque gris claro con una textura de superficie fina y una alta resistencia a la compresión. En general, la mezcla de concreto utilizada para los bloques tiene un mayor porcentaje de arena y un menor porcentaje de grava y agua que las mezclas de concreto usadas para la construcción en general. Esto produce una mezcla muy seca y rígida que mantiene su forma cuando se retira del molde de bloque.

Los bloques de concreto livianos se hacen reemplazando la arena y la grava con arcilla expandida o pizarra. La arcilla expandida, y la pizarra se producen al triturar las materias primas y calentarlas a aproximadamente 1093 ° C. A esta temperatura, el material se hincha debido a la rápida generación de gases causados ​​por la combustión de pequeñas cantidades de material orgánico atrapado en el interior. Un bloque liviano típico se usa para construir paredes y tabiques que no soportan carga. Además de los componentes básicos, la mezcla de concreto utilizada para fabricar bloques también puede contener varios químicos, llamados aditivos, para alterar el tiempo de curado, aumentar la resistencia a la compresión o mejorar la trabajabilidad. La mezcla tambien puede tener pigmentos añadidos para darles a los bloques un color uniforme en toda su superficie, o la superficie de los bloques puede recubrirse con un esmalte horneado para dar un efecto decorativo o para proporcionar protección contra el ataque químico.

Pasos para hacer bloques de concreto

Para hacer los bloques de concreto primero debes buscar los materiales y una vez que los tengas puedes comenzar a hacerlos. Como ya te mencionamos anteriormente vas a necesitar la mezcla de concreto y los moldes para hacer los bloques. El proceso de fabricación consta de cuatro etapas por un lado la mezcla, el moldeo, el curado y el cubicado. Los siguientes pasos se usan comúnmente para fabricar bloques de concreto.

El primer paso es hacer estos bloques de concreto es buscar todos los materiales necesarios y los elementos que te serviran para fabricar los bloques. Es muy importante que busques un lugar al aire libre en donde puedas realizar los bloques sin problemas.

El segundo paso es realizar la mezcla para hacer 12 bloques de concreto o mas dependiendo el molde que uses y para ello se debe colocar 4 sacos de cemento, 24 sacos de arena y agua en cantidad necesaria. Mezclar en la proporción 2/5 es decir por cada dos palas de cemento cinco palas de arena, y agregarle agua necesaria para que la mezcla tenga una consistencia compacta. Si fuera necesario agregar mas arena o cemento hasta obtener una mezcla compacta.

El tercer paso es colocar la mezcla de concreto en el molde elegido presionando con fuerza para lograr que el bloque quede comprimido y que adopte la forma del molde. Puedes optar con un molde de plástico o de metal.

El cuarto paso es realizar golpes de manera manual al molde para que la mezcla adopte a la perfección la forma del molde. Luego se debe dar vuelta el molde sobre una superficie plana y dejar secar por un tiempo hasta que se endurezca el cemento. Dejar los bloques protegidos de la lluvia para que sequen a la perfección.

El quinto paso es una vez que se haya secado sacudir el bloque de cemento con cuidado y con golpes para sacar el molde. Una vez que el molde salió ya podrás usar los bloques de cemento para lo que quieras.

No olvides dejar tu comentario a cerca de lo explicado en este blog…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.