Como instalar una huerta de Rúcula con tus propias manos

La rúcula es una hortaliza comestible de la región mediterránea. Ha sido cultivada desde la época del imperio Romano, donde era conocida por tener propiedades afrodisiacas. Es muy popular en la gastronomía italiana, francesa, griega y española. Desde hace un par de décadas, por su intenso y original sabor, su uso y cultivo se ha extendido a muchos otros rincones del mundo.

HuertaRucula

Eruca sativa es el nombre científico de la rúcula, una planta anual semierguida muy ramificada. Sus hojas son verdes y a veces pueden ser rojizas, de 20 a 30 cm de largo. Sus flores están agrupadas en racimos blancos o amarillos. En la antigüedad esta hortaliza era consagrada al dios de la fertilidad y símbolo de la fuerza fecundadora de la naturaleza. Se plantaba rúcula a los pies de las estatuas de esta divinidad que representaba el potencial procreador de los hombros.

Materiales necesarios para hacer una huerta de rúcula en tu hogar

  • Semillas de rúcula
  • Recipiente germinador
  • Tierra fértil
  • Agua

Germinación

Para la germinación llene con tierra la mitad de un recipiente germinador. Haga hoyos pequeños, de un centímetro de profundidad, y coloque las semillas de rúcula y cubra. Póngalo en un lugar donde reciba el sol directo. Riegue dos o tres veces al día con un rociador para mantener la tierra húmeda, sin inundar el recipiente. A partir del séptimo día podrá verla germinar. Lo ideal es plantarla en forma escalonada cada dos meses, durante la primavera y el otoño. Así se asegura tener rúcula todo el año.

Mirar aquí  Como sembrar melón en una huerta personal

Rucula

Trasplantar

Cuando la nueva plantita tenga tres o cuatro hojas ya se puede trasplantar. Llene la nueva maceta con tierra hasta la mitad o haga un hoyo en el jardín. Coloque la planta evitando romper el terrón. Cubra y presione con las manos junto con los tallos. Por ultimo riegue. Cuando trasplante el cultivo debe cubrir con tierra hasta el nivel del cuello de la planta.

Crecer

Para cuidar el crecimiento de la hortaliza riegue seguido y mantenga la tierra húmeda. Tenga en cuenta que la cosecha de la rúcula puede ser continua, cuando los tallos alcanzan 20 o 30 cm. Se recomienda cortar las hojas externas, de los costados de la planta, y dejar las centrales para la siguiente cosecha. Unos días antes y durante la cosecha conviene regar en forma abundante para conseguir que las hojas sean mas tiernas.

Datos generales para el cultivo de rúcula

RuculaAtado

Abono: antes de la siembra puedes emplear productos orgánicos en el suelo donde vas a cultivar tu rúcula.

Riego: este debe ser frecuente para asegurar la buena calidad de las hojas de rúcula.

Luz: esta planta es exigente en relación a la luz. Conviene protegerla del exceso de sol ya que este le provoca un gusto excesivamente amargo.

Temperatura: la rúcula prefiere los climas cálidos y secos. Es poco resistente al frio. La temperatura optima es de 20 grados.

Mirar aquí  Como decorar tu jardín con caléndulas

Poda: se arrancan las plantitas enteras o se cortan las hojas para armar pequeños atados.

Sustrato: la rúcula prefiere suelos con buena cantidad de materia orgánica, pero no es muy exigente.

Plagas y enfermedades: es poco frecuente que presente plagas o enfermedades porque es una planta rustica.

Recolección: a los dos meses de haber sembrado rúcula se pueden arrancar atados de rúcula.

Tenga en cuenta ala hora de cultivar

  • Necesita exposición directa al sol. Los lugares sombríos no son recomendables porque la planta se debilita y crece menos.
  • Es un cultivo bastante resistente al frio, pero no es resistente a las heladas.
  • Para conseguir semillas de la planta se recomienda dejarla intacta, y esperar que florezca.
  • Es preferible cortar las hojas antes de la floración.
  • Para retrasar la floración debe cubrir la planta con media sombra.
  • El cultivo de rúcula puede realizarse en maceta o en el jardín.

No olvides dejar tu comentario…