Cómo sembrar fresas

Las fresas son deliciosas y cultivarlas con tus propias manos es una idea genial. Es por esto que hoy en este blog te queremos regalar información de como cultivarlas, para que puedas animarte a hacerlo sin problemas. Las fresas son frutas ideales para contenedores dado su hábito compacto y de rápido crecimiento, aunque pueden estar igualmente en casa dentro de una cama dedicada. Cestas colgantes, macetas de terracota y macetas especiales de fresas son solo algunos de los contenedores para cultivarlas. Así que si te gustan mucho las fresas es una idea genial que puedas animarte a cultivarlas con tus propias manos. Sigue leyendo este blog y aprende a sembrar fresas.

Cómo sembrar fresas

 Las mejores fresas que puedes probar son aquellas que vienen de un jardín, porque las fresas completamente maduras tienen un sabor rico y aromático que no se puede comparar. Saborear la jugosidad de las fresas recién cortadas es solo una de las razones para cultivar tus propias fresas. Las pequeñas plantas resistentes prosperan cuando se plantan en camas o hileras preparadas adecuadamente, o puede ponerlas a trabajar como bordes comestibles o dejar que se extiendan sobre la parte superior de una pared. Las fresas también están felices de crecer en frascos de fresas y cestas colgantes. A continuación te contamos como hacerlo.

Mirar aquí  Como cultivar coliflor en tu propia huerta

Paso 1: Trabajo de preparación.

Para crear un ambiente adecuado para las fresas, es necesario preparar el suelo y establecer el área de cultivo. Se debe excavar a fondo el suelo, que debe ser arcilloso y bien drenado, eliminando las malas hierbas y los escombros mientras lo mezclas con estiércol fresco para mejorar su calidad. Tambien se debe crear camas de aproximadamente 15 centímetros de alto y de 15 centímetros a 30 centímetros de ancho para cada fila de fresas, permitiendo 70 centímetros pulgadas de espacio entre cada cama.

Paso 2: se debe crear agujeros.

Se debe cavar agujeros en forma de V de aproximadamente medio pie de profundidad para cada planta de fresa, creando filas. Vierta una cucharadita de sulfato de amonio o fertilizante de liberación lenta en cada orificio, cubriéndolo con una pulgada de tierra para evitar daños a las raíces. Dependiendo de la variedad de fresas que se cultivan, separe los agujeros de 20 centímetros a 40 centímetros entre sí, para que las plantas más grandes tengan más espacio.

Paso 3: plantar las fresas.

Colocar las plántulas de fresas en los agujeros, extendiendo suavemente sus raíces para evitar enredos. Cubrir las plantas con tierra, dándoles palmaditas en su lugar. Intenta mantener las plántulas de fresa al mismo nivel en el suelo que cuando se compraron. Las fresas colocadas demasiado altas en el suelo no se volverán fuertes y las ubicadas demasiado bajas son propensas a problemas de raíz.

Mirar aquí  Como instalar una huerta de Lechuga en tu casa

Paso 4: Riego y cuidado.

Regar las fresas nuevas desde arriba, dándoles aproximadamente una pulgada de agua por semana. Cuando las plantas maduren, cambie a un sistema de riego por goteo, que es importante para evitar la pudrición de la fruta. Para mantener alejadas a las ardillas y pájaros hambrientos, intente colocar una red sobre las fresas, que aún permite que el sol pase mientras las protege de los animales. Pode los corredores, que debilitan las fresas al competir por agua y nutrientes, y coloque un mantillo, como el heno, alrededor de las plantas.

Paso 5: cosecha de fresas.

Cuando se hayan cosechado las fresas, se debe tomar algunas medidas para ayudar a garantizar una cosecha saludable en los años venideros. Recorte las hojas viejas, de modo que solo queden nuevas y la corona de la planta de fresa permanezcan y puedan absorber más sol. Retire las redes para que las aves eliminen los insectos o plagas que se alimentan de las plantas y continúen regando regularmente.

¿Cual es el ciclo de vida de la fresa?

Tener éxito con las fresas requiere que comprendas su ciclo de vida. Las fresas mueren en invierno y comienzan a crecer vigorosamente a medida que el suelo se va calentando en primavera. Después de dar frutos muchos tipos de fresas producen numerosos corredores con plantas bebés en las puntas. Esos corredores a menudo se arraigan cerca, pero permanecen unidos a la planta madre. Estos tipos de fresas producen más fruta si cortas la mayoría de los corredores, permitiendo que cada planta produzca no más de 3 plantas hijas cada verano.

Mirar aquí  Consejos de como instalar una huerta con éxito

Las fresas generalmente toman un segundo período de descanso durante la segunda mitad del verano. Cuando se mantienen desmalezadas y ligeramente regadas, la mayoría de las plantas progenitoras, y sus descendientes, se animan y crecen nuevamente durante un tiempo en el otoño. A pesar de que puede parecer que las fresas están sucediendo poco en septiembre, las plantas están ocupadas durante los meses de otoño desarrollando los brotes latentes que crecerán en las flores de la próxima primavera.

No olvides dejar tu comentario acerca de lo explicado en este blog…