Cómo construir e instalar una cerca de madera

Las cercas son elementos sumamente valorados para dividir y, sobre todas las cosas, generar algo de privacidad (aunque eso variará según la naturaleza y dimensiones de la misma cerca). A continuación te contamos cómo construir e instalar una cerca de madera. 

 

Paso a paso para construir e instalar una cerca de madera

No hay nada más lindo que crear algo por uno mismo, la satisfacción de dar entidad a un objeto que no solo es bello, sino útil. La cerca de madera, aunque no se crea, entra en esa categoría, porque es un material estético por sí mismo y porque el provecho de este es más que evidente ¿Pero cómo se construye una propia? ¿Cuáles son los pasos que debemos recorrer ante semejante cometido? A continuación te lo contamos.

  • Verifica si puedes hacer la cerca: Este es el primer paso ineludible, ya que todo nuestro proyecto sería parte de los trastos del olvido si el municipio, el vecindario o nuestra carencia de conocimiento sobre los límites de la propiedad nos impiden poner la cerca. Si es necesario un permiso, debes tenerlo en cuenta, sobre todo porque a veces caños de agua, líneas eléctricas o de gas van por tierra.

  • Selecciona buenos materiales: Seguramente vas a anhelar que lo que hagas dure en el tiempo, por lo tanto elige el material competente. Como estamos hablando de cercas de madera, escoge la mejor madera de acuerdo a estos propósitos. En caso de desconocimiento, solicita la sapiencia de un carpintero o dirígete directamente a un aserradero para hallar los mejores consejos.
Mirar aquí  ¿Cómo instalar una llave de agua? En simples pasos

  • Elige un estilo: Es algo notorio que no todas las cercas son iguales. Pueden ser unidas o algo más alejadas y, sobre todo, contar con diversas terminaciones: enrejadas, con piquetes, cóncavas, convexas, etc. Elige bien para que luego no aparezca ningún arrepentimiento.
  • Asegúrate de los límites de tu propiedad: Puede ser algo obvio, pero algo obvio que contraiga dolores de cabeza si no lo observamos. Por lo tanto, si necesitas permisos, posiblemente halles detallados en ellos los límites presuntos. Asimismo, el los papeles de tu propiedad tienen que existir indicaciones al respecto u, otra alternativa, aunque no 100 por ciento segura, es usar los límites ya demarcados anteriormente con un alambre, cercas más viejas o una modificación del terreno.
  • Escoge la altura de la cerca: Las cercas sirven para dividir terrenos, eso está claro; pero muchas veces la altura variará según los objetivos que tengamos. Por ejemplo, una cerca para simplemente agrupar ganado con 1.20 metros basta; sin embargo, si la cerca es de privacidad tendrá que ser de 1,80 metros. Esto es importante, ya que también modificará la profundidad de los agujeros en donde instalaremos los postes.

  • Estacas y cuerdas: La medición debe ser precisa, por eso el paso siguiente es emplazar las estacas de las esquinas y atar unas cuerdas, bien firmes, para fungir de modelo para el posterior cercado. Es importante que los ángulos sean bien rectos, así la cuadratura lograda es la correcta.
  • Los postes medios: Como se vislumbra, el armado es paso a paso. Lo que sigue, por lo tanto, serán esos postes medios ¿Cómo los calculo? Un buen modelo a tener en cuenta, por ejemplo, es a la distancia total dividirla entre o por ocho; pero si eso no se puede, la fragmentación tranquilamente puede ser más pequeña. En caso de cercas irregulares, te convendrá sumar uno al número de postes que usarías en una situación regular (luego se divide la longitud de la cerca por el número de secciones resultantes).
  • Cava los agujeros: En los lugares donde pusiste postes debes realizar los agujeros. En una aproximación se puede decir que la profundidad tiene que ser un 33 por ciento del total de la altura del poste, aunque a veces añadir un poco más no viene mal. Luego, los cálculos serán absolutamente particulares, ya que dependerán del tipo del sueño, del grosor de los postes e incluso del tipo de cercado.
  • Colocar los postes: Luego de emplazar grava en el fondo del agujero (esa conglomeración de pequeñas piedras trituradas), se pone el poste. Naturalmente, debe ser alineado, con las esquinas bien cuadradas, por ende, un nivela poste es sumamente útil para que el mismo esté bien colocado.
Mirar aquí  ¿Cómo instalar azulejos en pocos pasos?

  • Vierte el concreto: El proceso de llenado de concreto se basa de grava en la zona inferior, luego cemento naturalmente hasta 2/3 la altura del pozo y finalmente un poco de agua para que la mezcla esté bien realizada. Que el poste se mantenga en su sitio y aguardar mientras se seca el cemento. Después simplemente llenas de tierra.
  • Una línea de altura: Por si no lo recuerdas o te pierdes con los pasos, lo que tenemos ahora exactamente son los postes bien ubicados, pero faltan los restantes, secundarios, para tener una auténtica cerca. Lo que harás, para que no quede irregular en la altura, es colocar una línea en lo alto, bien arriba. Suele denominarse línea de constructor.
  • Tablas de soporte: Estas son las tablas horizontales, que de acuerdo a la altura de los postes podrán ser dos o tres y que sirven naturalmente para conjuntar a los postes. Suelen ser unidas con tornillos avellanados.
  • Una cerca de privacidad: Si pensamos un instante, la cerca ya está casi lista y para muchos sería suficiente. Sin embargo, en caso de que quieras auténtica privacidad todavía hay un camino por recorrer: emplazar las vallas, que son tablas verticales. El estilo usual es superponerlas, atornilladas a las tablas de soporte con clavos y esgrimiendo un espaciador para que la distancia sea uniforme. Si no quieres distancia alguna entre las verticales, pueden poner otra tabla para anular esa brecha. Siempre intenta que la simetría sea respetada, porque es justamente lo que otorga un sentido estético al cercado.
Mirar aquí  Cómo colocar un timbre común o inalámbrico en una casa

  • Tratar la madera: Ya contamos con la cerca, aunque deseamos que dure mucho. Por eso siempre lo que se recomienda es un tratamiento a la madera para contar con una mayor resistencia (recordemos que estará sometida al frío, al sol, a los vientos, a distintos animales). Con esto, ya tienes tu cerca de madera lista.

Vota este Artículo