Cómo cultivar chiles

El chile es una variedad de pimiento picante que se utiliza para condimentar comidas y darles un sabor especial a tus comidas. Los chiles contienen una sustancia química llamada capsaicina que estimula las terminaciones nerviosas en sus membranas mucosas; eso es lo que hace que sienta el sabor caliente cuando muerde uno de ellos. La variedad, la madurez de la planta y las condiciones locales de cultivo determinan qué tan calientes estarán sus chiles cuando los pruebes. La gama de chiles entre los que puedes elegir es muy grande por lo que hay para todos los gustos . Intente plantar algunas variedades diferentes para encontrar la que más le convenga. Aquí en este blog te contaremos como cultivar chile así que si te interesa aprender a hacerlo, sigue leyendo nuestro blog.

Como cultivar chiles en tu casa

Enero y febrero son los meses perfectos para subir el fuego y comenzar a sembrar pimientos picantes. Aunque todavía puedes sembrarlos hasta fines de abril, la siembra temprana da a tus ajíes mucho tiempo para madurar antes de que termine el verano. Aquí te enseñaremos cómo cultivar una excelente cosecha de semillas y plantas de chile para que puedas disfrutar de su sabor cuando quieras.

Cómo cultivar chiles de semilla paso a paso

Para alcanzar el crecimiento máximo y picante, los chiles necesitan mucho calor. Para obtener los mejores y más calientes chiles, es importante comenzar a sembrar en interiores tan temprano como en enero ya que las variedades más populares a menudo necesitan un período de crecimiento más prolongado. Los chiles necesitan mucha calidez para germinar, así que invierta en un propagador calentado para el alféizar de la ventana o use un armario de aire caliente.

Mirar aquí  Cómo sembrar semillas de plantas, flores o verduras en macetas

El primer paso es sembrar las semillas de ají en la superficie de un compuesto para semillas húmedo y de drenaje libre, y cubra con una fina capa de compost o vermiculita. Colocar las bandejas de semillas en un propagador a una temperatura de 18-25C aproximadamente. Si no tiene un propagador, use polietileno para cubrir sus bandejas de semillas. Por lo general, la germinación demora de 7 a 10 días, después de lo cual puedes mover tus plántulas a un alféizar cálido y soleado o a un invernadero con calefacción. Mantenga el compost uniformemente húmedo, pero tenga cuidado de no dejarlo empapado.

El segundo paso es transplantar los chiles en macetas. Cuando sean lo suficientemente grandes, transplante los chiles en macetas más grandes hasta que haya pasado el riesgo de las heladas. Cuando sus plántulas de chile sean lo suficientemente grandes como para manipularlas sin romperlas, transplantarlas en macetas individuales de 7,5 cm y cultívelas hasta que haya pasado todo el riesgo de heladas, y que sean lo suficientemente grandes como para trasplantarlas a sus posiciones finales. Desde una siembra temprana, esto normalmente será a partir de mayo.

Otra manera de hacerlo es plantar tus chiles afuera en un lugar soleado y protegido. Aclimate gradualmente sus plantas a condiciones exteriores durante un período de 7 a 10 días antes de trasplantarlas en capas bien preparadas de suelo fértil, húmedo y bien drenado. Coloque las plantas de ají a 50 cm de separación.

Mirar aquí  Como sembrar lirios en tu jardín

El tercer paso es cuidar las plantas de chile para que crezcan sanas. Para ello se debe regar los chiles con regularidad y utilizar un fertilizante con alto contenido de potasio para obtener la mejor cosecha. El chile en agua se planta regularmente a lo largo de la temporada de crecimiento, y una vez que las primeras frutas se hayan asentado, aliméntelas semanalmente con un fertilizante con alto contenido de potasa.

Es importante pellizcar la punta de crecimiento de los primeros brotes de floración para promover más ramificación y una mejor cosecha. Regar regularmente pero con moderación es importanet para su cuidado. Lo mejor es mantener la tierra un poco seca porque un poco de estrés en las plantas de chile ayuda a producir pimientos más calientes. Tambien es importante agregar un mantillo grueso de materia orgánica alrededor de la base de las plantas para ayudar a conservar la humedad y suprimir el crecimiento de malezas.

El cuarto paso es cosechar los chiles y esto se debe hacer antes de los meses mas fríos. Si todavía tienen que madurar, debes llevarlos adentro y déjalos que maduren en un alféizar soleado y cálido. Los chiles requieren calor y largos días soleados para madurar adecuadamente.

No olvides dejar tu comentario acerca de lo explicado en este blog…

Mirar aquí  Como instalar una huerta de cilantro en casa
Vota este Artículo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.