Como cultivar Romero en tu casa

El romero es un arbusto perenne de hoja perenne que tiene flores azules. Es una hierba aromática y distintiva que tiene un sabor dulce y resinoso. El romero es ideal para un jardín de rocas o la parte superior de una pared seca. A menudo se usa para condimentar en recetas de aves, corderos, guisos y sopas. A continuación queremos enseñarte a cultivar tu propio romero por lo que te vamos a contar que necesitaras para cultivar tu romero y cuales son los pasos para hacerlo.

Como cultivar romero en tu casa

Cultivar romero en interiores a veces es algo complicado de hacer. Muchos buenos jardineros han intentado hacerlo, y a pesar de sus mejores esfuerzos, la planta de romero no crece de la manera en que quisiéramos. Si conoces los secretos para el cuidado adecuado de las plantas de romero en su interior, puedes mantener tus plantas de romero creciendo felizmente en el interior durante todo el invierno.

Como instalar un cultivo de romero

Para empezar, planta las semillas o esquejes en el interior de tu casa un una maceta o espacio para que puedan crecer, de 8 a 10 semanas antes de la última helada de la primavera. Es importanet que puedas consultar tus fechas de heladas locales.

El segundo paso es plantar las semillas o esquejes de romero en un suelo que tenga buen drenaje. Para un mejor crecimiento del romero, el suelo debe estar alrededor de 70ºF.

El tercer paso es asegurarse de dar a sus plantas suficiente espacio para crecer ya que el romero crece hasta aproximadamente 4 pies de altura y se extiende aproximadamente 4 pies también.

El cuarto paso es cuidar el romero y para ello debe recortar la planta después que salen las flores. Es importante ponerlo en un lugar con luz brillante y con temperaturas frescas.

El quinto paso es regar la planta de romero de manera uniforme a lo largo de la temporada de crecimiento.

Consejos para cultivar romero en interiores

En la mayoría de los casos, hay cuatro cosas en la lista de lo que no hay que hacer y lo que mata a las plantas de romero cuando están en el interior. Una de las cosas es la falta de luz solar, la otra son las prácticas deficientes de riego y las ultimas son las plagas de moho polvoriento. Si puede evitar estos problemas, su planta de romero vivirá felizmente en su interior. La mayoría de las personas no están conscientes de que la falta de luz solar es la razón más común por la cual una planta de romero que crece en el interior se muere. A menudo, las plantas de romero crecen adentro sin ninguna aclimatación. Pasan de seis a ocho horas de luz fuerte y directa a cuatro a seis horas de luz débil o indirecta. La planta de romero es incapaz de producir suficiente energía para mantenerse con vida con esta cantidad de luz débil y simplemente muere.

Para prevenir la inanición de la luz de romero es poner su romero en una dieta de luz solar antes de llevarlo adentro. Varias semanas antes de que planee traer el romero adentro, mueva la planta a áreas gradualmente más sombreadas de su patio. Esto obligará a la planta de romero a hacer crecer hojas que son más eficientes para convertir la luz en energía, lo que le ayudará a hacer frente a la luz interior más débil cuando se mueve dentro. Una vez que su romero se mueva adentro, asegúrese de colocarlo en la ventana más brillante de su casa, que normalmente es una ventana orientada al sur. Si su planta de romero no recibe al menos de seis a ocho horas de luz al día, coloque una lámpara con una bombilla fluorescente lo más cerca posible de la planta para complementar la luz solar.

Para prestar atención a las prácticas de riego del romero es importante que puedas asegurarte de que el drenaje en el contenedor con el romero sea excelente. Solo riegue el suelo cuando la parte superior del suelo esté seca al tacto. Pero nunca dejes que el suelo se seque por completo. En el invierno, las plantas de romero crecen mucho más lentamente y necesitan mucha menos agua que en el verano. Regar con demasiada frecuencia causará la pudrición de la raíz, lo que matará a la planta. Por otro lado, si se permite que el suelo de la planta de romero se seque por completo, las raíces morirán y la planta no tendrá suficientes raíces para sostenerse.

El Moho Polvoriento es otra de las causas por las que una planta de romero puede no vivir. En el interior o al aire libre, las plantas de romero son muy susceptibles al oídio. La mayoría de los hogares no tienen la misma circulación de aire que el mundo exterior, lo que hace que este sea un problema aún peor para la planta que está dentro. La mejor manera de expulsar esta enfermedad de las plantas de romero es aumentar la circulación de aire a su alrededor. Permitir que un ventilador lo sople unas horas al día o sacarlo de habitaciones con mayor humedad, como el baño o la cocina, ayudará a mejorar la circulación del aire. También puede tratar la planta con un fungicida para ayudar a mantener alejado el oídio.

Para ser sincero, si bien las plagas pueden ser las responsables de matar una planta de romero, la mayoría de las plagas solo infestarán una planta que ya está debilitada. Desafortunadamente, la mayoría de los romeros que crecen en interiores, a pesar de todos los esfuerzos, están creciendo en un estado algo debilitado. Mientras más estricto seas contigo mismo para asegurarte de que tu planta de romero se riegue adecuadamente y obtenga suficiente luz, las plagas menos molestarán a la planta. Pero, si su romero está infectado con plagas, use un pesticida para plantas domésticas para eliminarlas. Como el romero es una hierba y se cultiva principalmente para ser comido, busque pesticidas orgánicos.

No olvides dejar tu comentario acerca de lo explicado en este blog…

Vota este Artículo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.