Como instalar pisos de cerámica en tu hogar

Los pisos de cerámicas son una de las opciones mas comunes a la hora de cambiar nuestros pisos del hogar. Colocarlos es muy fácil y si tienes ganas y tiempo, no necesitarás de un profesional para hacerlo. Aquí en este blog queremos regalarte información sobre como instalar pisos de cerámica de una manera sencilla y fácil. Solo tendrás que leer muy bien las instrucciones que te damos a continuación y animarte a hacer el trabajo tu solo.

Como instalar pisos de cerámicos en tu casa

Colocar un piso de cerámica en su casa no es tan difícil como podría pensar y puede ahorrar el gasto de tenerlo que instalar por un profesional. Hacerlo es una tare sencilla que requiere de un poco de atención y de muchas ganas de hacerlo. Aquí te dejamos las herramientas y materiales que vas a necesitar, y te vamos a contar cuales son los pasos para hacerlo sin problemas.

Para comenzar necesitarás:

  • Lápiz
  • Cinta métrica
  • Nivel
  • Esponja de lechada
  • Separadores de azulejos
  • Taladro eléctrico
  • Mezcla de paleta
  • Gafas de seguridad y tapones para los oídos
  • Cortador de puntuación o sierra mojada
  • Serrucho o sierra de calar

Los Materiales que necesitarás son:

  • Cerámicos
  • Mortero delgado
  • Tablero de respaldo de cemento
  • Tornillos de tablero de cemento
  • Lechada

Pasos para instalar pisos de cerámicos en su hogar

El primer paso para instalar los pisos de madera es comenzar con la medición de la habitación en la que se desea cambiar el piso. Para ello debe medir su piso cuidadosamente y calcular la cantidad de pies cuadrados necesarios. Para habitaciones cuadradas o rectangulares, multiplique la longitud de la habitación por el ancho, redondeando todas las medidas hasta el pie más cercano.

Mirar aquí  ¿Cómo instalar el piso en un baño?

El segundo paso es comprar los cerámicos necesarios. Usted debe saber que hay disponibles una amplia variedad de patrones de mosaicos de cerámica. El mosaico viene en una amplia variedad de tamaños, estilos y colores. Considere las baldosas con un acabado rugoso o texturado, ya que las superficies brillantes pueden resbalar cuando están mojadas. Es aconsejable comprar un 10% o 15% más de cerámicos de las necesarias para tener en cuenta las roturas, los errores y el reemplazo futuro.

El tercer paso es preparar la superficie para ello se debe comenzar quitando el piso existente. Raspe cualquier adhesivo residual o mortero, y limpie bien el piso. Verifique que el subsuelo sea plano y nivelado. Rellene los puntos bajos y grietas en un subsuelo de concreto con compuesto de parcheo de concreto.

Para pisos de madera, asegúrese de que el subsuelo esté seco, rígido y bien sujeto a las vigas. Nunca aplique baldosas directamente a la madera contrachapada o un subsuelo de madera. En su lugar, cubra el subsuelo con placa de respaldo de cemento, usando tornillos resistentes a la corrosión que estén avellanados al ras con la superficie de la placa de soporte.

El cuarto paso es la colocación de los cerámicas y para ello se debe mezclar el mortero de capa fina en un balde de 19 litros usando una paleta mezcladora en un taladro de baja velocidad. Siga las instrucciones, asegurándose de usar la proporción correcta de agua a la mezcla de mortero. Es importante que solo haga la cantidad de mezcla de mortero que se pueda trabajar en 15-20 minutos. Mantenga un balde de agua limpia y una esponja a mano para limpiar todo exceso antes de que fragüe y para limpiar las herramientas.

Mirar aquí  Instalar en el quincho una campana ¿Cómo hacerlo?

El quinto paso es aplicar el mortero usando una llana dentada para extender el mortero uniformemente en un área pequeña donde comenzará a colocar el azulejo. Coloque la baldosa en el mortero a lo largo de las pautas y presione en su lugar. Difundir adhesivo de capa fina. Establecer el azulejo en adhesivo y extender el adhesivo de capa delgada, luego coloque las losetas en el adhesivo. Luego coloque el siguiente cerámico usando espaciadores de plástico para mantener uniformes las juntas.

El sexto paso es nivelar el mosaico. Una vez que haya completado una sección de trabajo, use un mazo de goma y un nivel de carpintero para nivelar el azulejo. Retire cualquier exceso de mortero con una esponja húmeda. Continúe aplicando mortero delgado y colocando el cerámico en las secciones de trabajo de la misma manera. Realice los ajustes necesarios para que las fichas estén alineadas, especialmente a lo largo de la dimensión más larga de la sala donde se mostrarán las variaciones.

El séptimo paso es cortar los cerámicos cuando este cerca de los gabinetes, puertas, paredes y otras paradas del piso, recorte las baldosas según sea necesario para la instalación. Use un cortador de azulejos para cortes pequeños y rectos. Use una sierra de baldosas si es necesario para cortar baldosas numerosas o gruesas. Para hacer cortes curvos, puede usar pinzas para azulejos. Si el azulejo es demasiado grueso para pinzas.

Mirar aquí  ¿Cómo instalar paneles solares en casa?

El octavo paso es retirar los separadores de azulejos de entre los azulejos. Luego aplicar la lechada en las juntas, luego en diagonal a través de las juntas con un flotador de lechada de goma, eliminando tanto exceso como sea posible. Permita que la lechada se seque durante 20 minutos o según lo recomendado por el fabricante. Limpie las líneas de lechada en un movimiento circular con una esponja y agua para colocar la lechada justo debajo de la superficie del azulejo. Haga un seguimiento con un removedor de bruma de lechada para limpiar el azulejo. Una vez que la lechada esté instalada, evite el tráfico pesado en el piso por al menos 72 horas para permitir que la lechada se seque.

El ultimo paso es esperar aproximadamente tres semanas para que la lechada cure completamente antes de sellar la lechada. Aplique un sellador de lechada a las juntas siguiendo las instrucciones del fabricante. De esta manera el cerámico ya quedo listo en su casa.

No olvides dejar tu comentario acerca de lo explicado en este blog…