Tipos de árboles: nombres, características y fotos

En el artículo del día de hoy les enseñaremos todo acerca de los árboles, partiendo por sus principales características, siguiendo a través de su composición estructural y llegando por ultimo a señalar los diferentes tipos existentes. Además, encontrarán una gran cantidad de imágenes para que puedan disfrutar.

Características de los Árboles

  1. Los árboles son plantas altas, grandes y fuertes que suelen vivir mucho tiempo.
  2. El árbol es una planta leñosa, perenne, con un solo tallo principal, ramificado en general a cierta distancia del suelo y que posee una copa elevada, más o menos definida.
  3. Los árboles proporcionan sombra y cobijo, madera para la construcción, combustible para cocinar y calentarse, y frutos para la alimentación, además de tener muchos otros usos.
  4. El árbol produce el oxígeno que respiramos y limpia el dióxido de carbono del aire.
  5. Previenen la erosión del suelo, así como proporcionan un hogar para una variedad de animales.

Partes de los árboles

Ahora que tenemos una buena comprensión de las cualidades únicas que diferencian a los árboles de otras plantas, así como las clasificaciones generales de los árboles, ahora podemos ver las partes principales de un árbol. Estos son plantas vasculares, lo que significa que utilizan un sistema de vasos para transportar nutrientes y agua. Este sistema de transporte entrega continuamente estos elementos esenciales al resto de la planta. El sistema de transporte de un árbol consta de múltiples órganos, cada uno de los cuales cumple una función crítica y única en este sistema de transporte. Aunque hay innumerables componentes en un árbol que dependen de la especie, la anatomía básica de un árbol se puede dividir en estas diferentes partes:

  • Hojas
  • Ramas y tallos
  • Tronco
  • Raíces

Cada parte del árbol cumple múltiples funciones críticas, y la relación entre ellas es simbiótica: una parte no puede funcionar sin las demás. Además, las diferentes partes del árbol también cumplen una función no solo para el beneficio del árbol, sino también para el beneficio de todo el ecosistema en el que reside.

Aquí están las diferentes partes del árbol y las funciones que cada una de ellas cumple:

1. Hojas

Las hojas pertenecen a la copa del árbol, que es la parte superior que crece del tronco e incluye a las ramas y los tallos. Si bien cada árbol tiene su composición biológica única, el árbol promedio consta de un 5% de hojas. El 95% restante comprende el tronco, las raíces, las ramas y los tallos.

Descripción: Cuando piensas en las hojas de los árboles, generalmente te imaginas un follaje verde, oblongo u ovalado. La verdad es que los árboles vienen en infinitas formas, tamaños y tonos de color. Algunas hojas son anchas, mientras que otras son agujas puntiagudas. Algunos árboles producen una combinación de hojas de menor tamaño llamadas folíolos, que juntas forman una hoja. Todas las hojas contienen cloroplastos, que albergan una sustancia llamada clorofila. La clorofila es una familia de sustancias que se encuentran en todas las plantas y algas, y es responsable de dar a las hojas sus pigmentos verdes vibrantes o ricos.

Funciones: Las hojas cumplen múltiples funciones para la capacidad de un árbol para crecer y prosperar. La función más conocida de las hojas de los árboles es facilitar el proceso de fotosíntesis. Este proceso ocurre cuando las hojas usan la energía del sol para crear combustible para el árbol.

Mirar aquí  Como instalar una huerta de tomillo en tu jardín

Durante la fotosíntesis, las hojas toman el dióxido de carbono de la atmósfera y el agua del suelo circundante y la convierten en oxígeno y azúcar: carbohidratos. La luz del sol es la energía que cataliza este proceso. El resultado de la fotosíntesis es que el árbol utiliza el azúcar como alimento o lo almacena en sus raíces, tronco y ramas. Esto es así con los árboles de hoja perenne, que utilizan combustible durante todo el año. Luego, el oxígeno recién convertido se libera a la atmósfera y beneficia a todos los demás seres vivos, incluidos los humanos.

Además de la fotosíntesis, las hojas también ofrecen sombra, reducen la fuerza del viento, mantienen el aire fresco y filtran el polvo y otras partículas. Las hojas también actúan como un amortiguador para las fuertes gotas de lluvia al minimizar su impacto en el suelo. Finalmente, las hojas permiten la evaporación del agua y la escorrentía a través de sus «puntas de goteo». Esto ayuda a evitar que la hoja se pudra.

2. Ramas y tallos

Al igual que las hojas, las ramas y los tallos también pertenecen a la copa del árbol. Estos son componentes estructurales y de transporte esenciales del árbol que operan entre el tronco y las hojas. Aproximadamente el 15% de un árbol consiste en sus ramas y tallos.

Descripción: Todos los árboles son únicos, al igual que sus sistemas de ramas y tallos. Las ramas son los brazos más gruesos que crecen directamente del tronco. Los tallos y ramitas son los dedos más pequeños que crecen de las ramas, y las hojas crecen de los tallos y ramitas.

Dependiendo del árbol, algunas ramas pueden crecer más que las ramas de otros árboles cercanos para dominarlas. Esto se llama un árbol dominante, y trata de obtener la mayor cantidad de luz solar posible. Sin embargo, otros árboles pueden tener ramas que crecen hacia afuera en lugar de hacia arriba. Estos árboles codominantes comparten espacio con otros árboles a su alrededor.

Muchos árboles tienen ramas que salen directamente del tronco, seguidas de un intrincado sistema de tallos o ramitas. Otros árboles tienen ramas que crecen en direcciones interesantes e incluso pueden arremolinarse o torcerse para tener acceso a más luz solar.

Funciones: Las ramas y los tallos tienen varias funciones. Desempeñan el papel de soporte estructural para las hojas, frutos y flores que produce el árbol. También son los recipientes que llevan el agua del suelo a las hojas, y el alimento de las hojas al resto del árbol. Además, las ramas almacenan alimentos no utilizados que el árbol usará más adelante, especialmente durante los períodos de inactividad cuando bajan las temperaturas.

3. Tronco

El tronco del árbol, también llamado a veces tallo principal, constituye la mayor parte del árbol en un 60%. El tronco de un árbol es uno de sus órganos primarios, ayudándolo a alcanzar las alturas que necesita para encontrar la luz del sol. Aunque parezca sencillo, la biología del tronco de un árbol es bastante compleja.

Descripción: Los troncos de los árboles se conocen como el tallo grueso que sostiene el árbol, y están cubiertos con una capa protectora de corteza que se puede quitar para exponer las capas debajo. Los troncos de los árboles, al igual que sus hojas, vienen en diferentes formas, tamaños, colores y texturas. Dependiendo del árbol, el tronco puede ser más ancho en el suelo y más estrecho en la parte superior. Algunos árboles tienen troncos más delgados que crecen altos y delgados.

Mirar aquí  ¿Cómo hacer macetas fáciles, originales y decoradas?

El tronco del árbol es un órgano en continuo crecimiento compuesto intrincadamente de varias capas. Si alguna vez ha mirado el tocón de un árbol, sabe que el tronco consta de docenas de anillos, pero es posible que no sepa lo que significan todos estos anillos. Estas son las capas que forman el tronco de un árbol y cómo funcionan juntas:

  • Corteza: La corteza es la capa más externa del tronco de un árbol. Está diseñado para proteger al árbol de diversas enfermedades, crecimientos y otras amenazas. La corteza tiene una capa externa e interna (floema), que forman dos de las cinco capas del tronco del árbol. Según el árbol, la corteza puede ser lisa, áspera o incluso espinosa. Esta también viene en diferentes patrones, como rayas, manchas, guiones o rompecabezas.
  • Cambium: La capa de cambium es la parte del tronco del árbol que está viva y creciendo. Cada año, crece la capa de cambium del tronco de un árbol, lo que expande el diámetro del mismo. El cambium sigue creciendo gracias a los nutrientes y hormonas que recibe de la corteza, que provienen de las hojas. Estas hormonas, o auxinas, estimulan el crecimiento del tronco, lo que añade otro anillo.
  • Albura: Los árboles tienen una capa interna llamada albura (xilema), que es responsable de mover el agua por el tronco y hacia las hojas. A medida que el árbol envejece, nacen nuevas capas de albura y las más viejas mueren, convirtiéndose así en la capa más interna llamada duramen.
  • Duramen: La sección del duramen del tronco de un árbol está compuesta por capas de albura que han muerto. El duramen es la parte más antigua del tronco y la de color más oscuro. Aunque esté muerto, sigue siendo increíblemente fuerte para continuar soportando todo el marco del árbol.

Funciones: El tronco de un árbol tiene dos funciones principales. La primera es darle su tamaño y forma, ya que es el pilar de fuerza que proporciona al árbol el soporte estructural para que sus ramas y hojas crezcan hacia arriba y hacia afuera.

La segunda función del tronco de un árbol es actuar como centro del sistema de transporte. El tronco facilita el movimiento de agua y minerales desde las raíces en el suelo hasta las ramas, los tallos y finalmente hasta las hojas. El tronco también facilita el movimiento del azúcar desde las hojas, tallos y ramas hasta las raíces.

4. Raíces

Las raíces son probablemente la parte del árbol con la que la persona promedio está menos familiarizada. Eso es porque estos sistemas complejos viven debajo del suelo y no son visibles. Pero las raíces son un factor crítico para comprender la información de la anatomía del árbol. Estas son su ancla y constituyen el 20% de su biología. Crecen hasta un ancho que es hasta el doble de ancho que la copa del árbol. En árboles grandes, un sistema de raíces puede crecer hasta 30 millas de ancho.

Descripción: Las raíces crecen debajo del suelo desde el tronco del árbol y se extienden lateralmente a través del suelo. La mayor parte del sistema de raíces de un árbol está a solo 12 a 18 pulgadas debajo del suelo. La profundidad de crecimiento de un sistema de raíces depende en gran medida del tipo de árbol y de la composición del suelo en el que crece.

Mirar aquí  Cómo construir un jardín con rocas o piedras (instalar rocallas)

Cada raíz tiene sus propios conjuntos de tallos que se convierten en raíces más pequeñas. Las mismas también están cubiertas de pelos radiculares, que ayudan a aumentar la superficie de la raíz y mejoran la absorción de agua y minerales. También es común que las raíces tengan colonias de hongos creciendo sobre ellas, se llaman micorrizas y son beneficiosas para la salud del árbol.

Funciones: Al igual que otras partes principales de un árbol, las raíces también sirven para múltiples propósitos. Las mismas ayudan a anclar el árbol al suelo, lo cual es importante a medida que el árbol envejece y se enfrenta a elementos duros que amenazan su estabilidad. Además de ayudar al árbol con su estructura y crecimiento, las raíces facilitan la absorción de oxígeno, agua y minerales, y también absorben oxígeno, agua y minerales del suelo. Estas raíces absorbentes luego alimentan las raíces conductoras, que transportan el agua y los minerales hacia el interior del tronco.

Tipos de árboles

Árboles frutales

1. Manzano

2. Peral

3. Ciruelo

4. Limonero

5. Melocotonero

Árboles ornamentales

1. Pata de vaca

2. Árbol de Júpiter

3. Sauce plateado

4. Árbol de hierro

5. Espinillo

Árboles de hoja caduca

1. Ceibo

2. Aromo

3. Fresno

4. Nogal negro

5. Catalpa

Árboles de hoja perenne

1. Olivo

2. Ciprés

3. Algarrobo

4. Cedro del Líbano

5. Pino silvestre

El árbol más pequeño del mundo

Con un crecimiento de apenas 1 a 6 cm de altura, el sauce enano (Salix herbacea) es posiblemente el árbol más pequeño del mundo. Bien adaptado para vivir en ambientes árticos y subárticos, este pequeño brote de madera ha desarrollado la estrategia clave para sobrevivir al frío; quedándose realmente pequeño. En estos lugares árticos, el sauce enano permanece cerca del suelo para evitar el embate de los vientos fríos, mientras cultiva hojas anchas de 0,3 a 2 cm que le permiten maximizar la cantidad de luz solar que puede captar.

A pesar de carecer de la apariencia tradicional de un árbol, el sauce enano produce un solo tallo leñoso que tiene ramas laterales, lo que lleva a algunos a clasificarlo como un árbol. Aunque el jurado todavía está deliberando por otros, ya que no crece hasta la altura considerable de los árboles más conocidos.

El árbol más grande del mundo

El árbol llamado «General Sherman» no solo es la secuoya gigante más grande, sino que también es el árbol más grande del mundo. Mide 83,8 m (274,9 pies) de altura, su circunferencia a la altura del tronco es de 24,10 m (79 pies) (cerca del suelo es de 31,3 m o 102,6 pies). ¡El ancho de la copa es de 33 m, y la primera rama comienza solo a 40 m o 130 pies!

Durante mucho tiempo se pensó que este árbol había alcanzado una edad de 2000 a 3000 años. Otros incluso hablaron de edades de 6000 a 11000 años. La investigación de 2002 ha demostrado que probablemente tenga «solo» unos 2000 años. En el pasado, se han talado secuoyas que parecían tener 3220 años (contando los anillos de los árboles) y se supone que podría haber secuoyas gigantes de hasta 4000 años, porque las más grandes no siempre son las más antiguas.