Cómo instalar una pequeña huerta urbana de aromáticas

Cada vez la gente  habla más del deseo de volver a la agricultura y al trabajo de la tierra. Sin ir tan lejos, la necesidad de tener un pequeño huerto en casa es una costumbre cada vez más generalizada.

No es hermoso  cocinar usando sus propias especias y aromáticas? Romero, orégano, albahaca y tal vez algunos tomates? Y por qué no también algunas frutillas? Poner sobre la mesa en una cena con amigods verduras cultivadas en la propia casa, cocinar con sus propias plantas que sembró de semillas y cuidó día a día  es único y no tiene precio.

Para tener un huerto no necesariamente hay que tener grandes espacios. De hecho, puede crear un pequeño jardín urbano en su balcón. Tendrá un espacio tan pequeño de color verde que estarán orgullosos, aunque tendrá que cuidar a diario,  le dará mucha satisfacción. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Lee mis consejos.

 Elija un espacio adecuado para la pequeña huerta urbana

En primer lugar tiene que decidir qué área podrá usar de la casa. Es importante contar con la luz adecuada, no demasiado oscura o en penumbra. El lugar que elija debe ser soleado. Si decide ponerlos en la casa, es la sala más brillante: debe ser un lugar aireado y soleado. Si se coloca, durante el verano se puede poner en el balcón y mantenerlos protegido en invierno, cuando el clima no permite mantenerlos fuera se pueden colocar dentro de la casa. Albahaca, salvia y orégano serán espléndidas  sustitución de las flores clásicas. El alfeizar del balcón puede servir también para colocar macetas. También pueden colocarse en la ventana de la cocina.

¿Qué plantas elegir?

Si se ponen las plantas en macetas es siempre aconsejable poner sobre el suelo, en su lado inferior  arcilla expandida o pedregullo. ¿Por qué? Es perfecto para drenar el agua, por eso es importante para insertar una capa en la base del recipiente. Se le permite retener el agua, evitando tanto las raíces con moho o que se desarrollen hongos peligrosos para la supervivencia de las plantas.

Romero, albahaca, salvia y otras aromáticas son ideales para tener cerca de la cocina. Las hierbas que no pueden fallar en nuestro rincón aromático son las clásicos: albahaca, romero, salvia, tomillo, menta, cedrón, a la que podemos añadir la mejorana, cebollino, perejil, cilantro. Hay muchas otras, pero estas son las esenciales.

En que recipientes colocar las plantas elegidas

Usted no desea utilizar las maceas usuales? Puede utilizar las cajas de madera, ya sabe, los que utiliza para las frutas que se encuentran en el mercado y, a menudo se tiran. Pueden utilizarse las botellas de plástico vacías, latas, etc. Todo es cuestión de gusto. Si se puede gastar se optará por las macetas de terracota o de hormigón.

Sin embargo, hay algunas precauciones que se deben tomar en cuenta. La combinación de las plántulas entre ellos no es tan obvio. La albahaca, perifollo, mejorana, perejil y cebollino son buenos vecinos. La ajedrea, orégano, tomillo y romero viven bien juntos. Romero y salvia, por otro lado, no se llevan bien juntos y lo que es importante no ponerlos cerca.

También se puede probar con zapallitos, tomates ( ideales los cherry)  , pepino, frutillas y alguna lechuga que son fáciles de cultivar. Es importante en estos casos saber que en para los zapallitos se necesita una distancia de una planta a otra de unos 70 cm., en caso de tomates, morrones, berenjenas, pepinos unos 40 cm. , para achicoria unos 35 cm., para la lechuga , hinojos, remolachas, apios se necesita unos 25 cm. , para cebollín, ajo porro, ajos unos 10 cm. y para rabanitos, perejil, zanahorias un espacio entre plantas de 3 cm.

 

Cuidados de una huerta urbana

El matenimiento de una huerta urbana es contínuo. Recordar que si están expuestas al sol se puede colocar todo tipo de plantas. Si hay media sombra hay que averiguar bien que conviene, entre las que no necesitan mucha luz encontramos : lechugas, cebollín, frutillas, espinaca, coliflor, apio, rabanitos, ajos, hierbas aromáticas.

•  En una maceta de 50/60 cm. se deben colocar un par de plantitas, a lo sumo 3.

• El mejor momento para la siembra de plantitas es en la primavera.

• Regar todos los días, pero no excesivamente. Además es mejor hacerlo a la tardecita o a la noche.

• Hay que cuidar constantemente de que no haya hojas o flores secas.

• Mantener con podas contínuas evitando que se desarrollen demasiado las plantas.

Cuando los frutos de nuestro esfuerzo estarán listos, estaremos felices y orgullosos de utilizarlos en la cocina. Recordemos lavar bien con agua y un poco de bicarbonato para eliminar todo vestigio de polvo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *