Cómo construir un invernadero

Un invernadero traerá nueva vida a su jardín. Este proporciona un entorno controlado en el que se pueden desarrollar las plantas de una manera mejor, protegiéndolas de las heladas y de las especies exóticas en crecimiento durante todo el año. Los invernaderos son usados ampliamente por botánicos, cultivadores de plantas comerciales y jardineros dedicados. En climas fríos, los invernaderos son útiles para el crecimiento y la propagación de plantas porque permiten la entrada de luz solar y evitan que escape el calor. En climas cálidos, los invernaderos permiten un crecimiento durante todo el año a pesar de los cambios estacionales en el clima. Crear un invernadero es sencillo y aquí te vamos a contar como hacerlo.

Como hacer un invernadero

Los invernaderos vienen en muchas formas y tamaños diferentes, con marcos en madera o en aluminio que tiene la ventaja de ser de bajo mantenimiento. Para hacer un invernadero en tu casa debes primero analizar tu terreno y ver que tamaño es el apropiado para tu invernadero. Otra cosa a tener en cuenta son los materiales y el diseño del invernadero que quieres hacer.

Lo primero que debes hacer es buscar el lugar perfecto para tu invernadero analizando tu terreno y que plantas quieres cultivar en el. Una vez que hayas encontrado el lugar comienza a analizar el diseño de la estructura de tu invernadero.

Una manera de hacerlo es comprando una base de acero galvanizado diseñada específicamente para hacer el invernadero sobre la cual puede apoyar su estructura de invernadero, asegurada con fijaciones de armazón. La base aumenta la altura de su invernadero y hace que sea más fácil de construir, aunque no es esencial, pero debe asegurar el marco o la base firmemente sobre una superficie nivelada. Arme la base de acero galvanizado, siguiendo las instrucciones que le han proporcionado. Lo mejor es trabajar en una superficie plana y nivelada, como madera contrachapada o láminas de madera prensada. Asegúrese de que el sitio sea firme y nivelado, y coloque la base para marcar la posición de su base. Luego excave la zanja de apoyo a una profundidad de 100 mm y llénela de hormigón. Asegúrate de que la superficie esté completamente nivelada. Cuando esté seco, apoye la base sobre el concreto y trace una línea alrededor de su borde exterior con un lápiz. A continuación, coloque un curso de ladrillos en el centro de la zapata.

Lo segundo que debes hacer es ensamblar la estructura del invernadero a la base ya lista. Comience colocando las piezas de un extremo del invernadero a dos aguas sobre una superficie plana. Colóquelos cuidadosamente en su posición, con las secciones de metal y los pernos en el sentido correcto y las piezas en ángulo inclinadas en la dirección correcta. Luego atornille las piezas juntas para ensamblar el primer lado. Siga el mismo procedimiento para el otro extremo y luego para los lados. Ahora atornille los lados y los hastiales del marco y atorníllelos a la base. Deje todos los pernos y tornillos sueltos en esta etapa. Luego coloque la barra de la cumbrera del techo, atornillándola sin apretar entre los dos extremos del hastial. Deslice los accesorios para la ventilación del techo, luego atornille las barras de acristalamiento del techo.

Lo tercero que debes hacer es colocar los cristales en tu invernadero. Se debe comenzar por el techo, coloque cada cristal en el marco y asegúrelo con clips, asegurándose de usar guantes y gafas de seguridad mientras lo hace. Una vez que tienes la habilidad, deberías encontrar este proceso rápido y fácil. Tenga cuidado, tenga paciencia y vuelva a verificar que esté trabajando con el vidrio del tamaño correcto para la sección del marco que está acristalando. Coloque los clips acristalados, siguiendo las instrucciones del fabricante. Intenta mantenerlos espaciados uniformemente. De esta manera el invernadero quedara listo para usarlo en cultivar las plantas que quieras.

Consejos para hacer un invernadero

Existen tres opciones de cristales para colocar en los invernaderos. El vidrio hortícola es el más común y no es costoso. El vidrio templado es una alternativa más fuerte, y más segura si tienes niños en el jardín. Y aún más resistentes son los paneles de policarbonato. Es importante elegir el cristal adecuado para su invernadero analizando su situación.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es el acceso por lo que es importante asegurarte de poder recorrer todo el entorno de tu invernadero desde el exterior, para que puedas limpiar el vidrio cada año.

La ventilación tambien es importante a tener en cuenta. La cantidad correcta de ventilación es muy importante para controlar la temperatura y mantener el aire circulando. Si no tiene suficiente, aumenta el nivel de humedad y la probabilidad de enfermedades de las plantas. La mayoría de los marcos de invernadero incluyen salidas de aire ajustables, o puede instalar ventilaciones automáticas controladas por termostato que no necesitan una fuente de alimentación. Las ventanas de Louvre son otra opción: brindarle ventilación ajustable y sin corrientes de aire.

La sombra es importante en los meses de verano, por lo que debes investigar sobre este tema antes de hacer tu invernadero. Tendrás que proporcionar sombra para tu invernadero en los meses de verano para evitar que se sobrecaliente y que sus plantas se quemen. Hay tres opciones principales, por un lado se puede poner pintura especial de sombreado de efecto invernadero en la superficie exterior del vidrio. Esto es resistente a la intemperie, pero aún podrás quitarlo con un plumero a fines del otoño. Por otro lado se puede recortar paneles de sombreado o malla de plástico tejida en el interior del marco, o se puede colocar estanterías internas, que proporcionan sombra para las plantas más delicadas.

La calefacción es importante en temporadas frías ya que para cultivar ciertas plantas, es posible que deba calentar su invernadero. Hay varias opciones disponibles para usted entre las que encontramos los calentadores de parafina que son baratos de comprar, pero consumen mucho combustible, son difíciles de regular y fomentan la condensación, lo que puede aumentar la humedad y la posibilidad de enfermedades de las plantas. Por otro lado están los calentadores de gas embotellados que están controlados por termostato, pero también pueden causar condensación, y por ultimo la calefacción eléctrica es probablemente su mejor opción, pero necesitará una conexión a una fuente de alimentación.

El riego es otra parte importante de un invernadero por lo que hay que investigar muy bien cuales son las posibles maneras de conseguir agua. Existen diferentes formas de conseguir el riego dentro de su invernadero, una es la estera capilar, que retiene agua y la libera de acuerdo con los requisitos de la planta, es suficiente para la mayoría de los invernaderos. O podría hacer funcionar una tubería a lo largo del suelo desde un grifo de agua exterior. Incluso podría agregar un interruptor de temporizador para riego automático, que es particularmente útil si se va con regularidad.

No olvides dejar tu comentario acerca de lo explicado en este blog…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.